Miguel Hernández, ejemplo perfecto de la Transición.

Hace unos días el Tribunal Constitucional denegaba el recurso presentado por la familia de Miguel Hernández, que pedía la inconstitucionalidad de la resolución del Tribunal Supremo, que inadmitió la demanda de la revisión de la sentencia. La pena de muerte, bajo juicio sumarísimo y sin ningún tipo de garantías (como todos los juicios franquistas), que costó la vida a Miguel Hernández, no supone una “violación de un derecho fundamental” para el Tribunal Constitucional.
 
No hay mejor ejemplo para definir la Transición española. ¿Qué ha cambiado? Un tribunal franquista que “juzgó” y mató a sus ciudadanos por su ideología, 72 años, y una Transición, después, no supone una violación del derecho fundamental. 
 
Repito, ¿Qué ha cambiado? ¿Para qué sirvió la Transición?

Corea del Norte, España, banderas e himnos.

Hoy,  se  disputaban los  primeros  partidos de fútbol femenino de los Juegos Olímpicos  de  Londres, y el detalle que ha  marcado el día ha sido la negativa de  las  jugadoras  de  Corea  del  Norte a  disputar  el  partido  hasta  que no se pusiera su bandera, ya que, la bandera izada era la de Corea del Sur.


Al instante, Corea del Norte se convirtió en Trending Topic en Twitter, con una mayoría de comentarios criticando la “sensibilidad” de las norcoreanas. Así que, no está de mal recordar el episodio de la Copa Davis en Australia 2003, cuando en vez del himno español actual reprodujeron el Himno de Riego (himno oficial durante la II República). Los jugadores se negaron a jugar el partido hasta que no sonara el himno acutal y los representantes oficiales se fueron del palco. 

Más o menos a la misma altura.

#12m15m



El 15M volverá a estar en todas las portadas, en todos los telediarios, en boca de todos, es su momento. Dentro de poco se cumplirá un año del movimiento social más relevante desde la Transición, y, va a salir a las calles antes de que se cumpla, oficialmente, su aniversario. 

Pero, objetivamente, ¿Qué ha conseguido cambiar el 15M? Cuantitavamente poco, en términos generales mucho. Ha conseguido despertar una conciencia común cuando más hacia falta, la gran mayoría de la gente ha pasado del no meterse en política (“Tú, haz como yo, no te metas en política” que diría Franco) a interesarse por ella, hablar e informarse. En estos momentos, donde estamos viendo como día tras día nos quitan derechos civiles y sociales, que el pueblo esté dispuesto a contestar en las calles, era algo impensable hace algo más de un año. Como resultado de esto tenemos movimientos como la Marea Verde, la Marea Violeta, Stop Desashucios…

Pero el 15M está lleno de derrotas. ¿Y qué movimiento social no lo ha estado? Es lógico que el 15M tenga muchas derrotas, porque tiene abiertos muchos frentes. Si los movimientos en contra de la guerra o de la OTAN que sólo tenían un objetivo (y movilizaron a tanta o más gente como el 15M, sobre todo el “No a la guerra”), ¿Cómo pretendemos que el 15M triunfe?

Hoy toca salir a las calles, pero no para celebrar nada, para seguir movilizando y organizando a cada día más gente. Por eso no tenemos que caer en la trampa que tanto los medios como el Gobierno nos están dejando caer. A ellos les interesa más que se hable sobre acampada sí o acampada no, que se hable de las cargas policiales. Que no se hable de los motivos que llevan a esto, que no se abra el debate de la reforma laboral, el debate sobre los derechos sociales, el debate sobre los recortes en Sanidad y Educación, que no se hable de la Ley Electoral, etc.

Ya sabéis, sobran motivos, faltan cojones.

Crisis y Ministros.

En esta crisis tan profunda que llevamos viviendo desde el 2008, muchos son las personas que aseguran tener la solución a la crisis (empezando por el ex-Presidente del Gobierno Jose Mª Aznar, o, desde otra posición ideológica, el ex-coordinador general de IU Julio Anguita). Que las medidas que han llevado a cabo el anterior Gobierno del PSOE  y este del PP son un fracaso, es una obviedad. Y, desde aquí, me gustaría analizar algunas de las medidas que recomiendan algunos expertos en la materia:
  • Retirar las ayudas y rescates a las grandes empresas que, cuando han tenido beneficios (y cuando los vuelvan a tener) no devolvieron (ni devolveran) al Gobierno para que puedan ayudar al resto de españoles. En esto están incluidos, por supuesto, los bancos. Gracias a esta medida, se habrían ahorrado ya 30.000 millones de euros de ayudas directas a la banca, más 6.750 millones en la creación del FROB. Es decir, de entrada, ya nos hubiéramos ahorrado 36.750 millones. Esto, a falta de saber si finalmente se aprueba otro rescate equivalente a 50.000 millones de euros
    Pero, ¿Cómo va a hacer esto el Gobierno si el Ministro de Economía y Competitividad era un banquero? (y de Lehman Brothers, para más inri) ¿Cómo lo van a hacer si el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicos fue el hombre fuerte de Rodrigo Rato? (Presidente de Bankia y Caja Madrid, y antes Asesor del Santander? ¿Cómo lo va a hacer si el Ministro de Cultura, Educación y Deporte viene de ser Director de Relaciones Corporativas del BBVA).
  • Si el Estado español se define como “laico y aconfesional” (JAJAJA), retirada inmediata de privilegios a la Iglesia. Gracias a esto, los 10.000 millones que recibe cada año la Iglesia del Estado (por lo que ya no haría falta el último recorte en Sanidad y Educación). Otra medida que tampoco estaría mal tomarla, sería cobrar el IBI a la Iglesia que aportaría 5.534.000 euros (aproximadamente) al Estado. Junto a esto, la entrada a lugares religiosos, que actualmente cuenta como donativo (por lo que difícilmente estará regularizado en impuestos), hacer que, como el resto de empresas, paguen sus impuestos.
    Pero, ¿Cómo va a hacer esto el Gobierno si el Ministro de Interior, el Ministro de Defensa y el Ministro de Asuntos Exteriores son miembros del Opus Dei?
  • Reduciendo a la mitad el gasto en armamento, se ahorrarían, directamente, 1.000 millones de euros. También podríamos ir más allá, y preguntarnos si necesitamos tantos militares para lo que hace el Ejército, pero bueno, ese es otro tema.
    Pero, ¿Cómo va a hacer el Gobierno esto si el Ministro de Defensa está en la industria de armas?
  • Tasa Tobin, la famosa tasa a las transacciones, que si se fija entre el 0.01% y el 0.1% se lograría recaudar un total de 55.000 millones según Bruselas.
  • Nacionalizar los sectores estratégicos como serían la energía, electricidad, carreteras, etc. Gracias a esto, se lograría, aparte de los beneficios, el beneficio de los ciudadanos, que no verían como la luz y el agua suben cuando al empresario le venga en gana.
    Pero, ¿Cómo va a hacer el Gobierno esto si dos anteriores Presidentes del Gobierno ‘trabajan’ y cobran de las empresas que privatizaron? ¿Cómo lo va a hacer si a los tres meses de salir del Gobierno, una Ministra ya está colocada en una empresa que tiene relaciones directas con el Gobierno?
  • “Que pague más el que más tiene”, es decir, el artículo 31.1 de la Constitución de 1978. Que este artículo no se cumple está más que claro. El ejemplo más claro es las SICAV (que es donde están los grandes capitales) tributan al 1%.
    Pero, ¿Cómo va a hacer esto cualquier Gobierno si sus grandes campañas electorales están financiadas por las grandes empresas?